Centro Medico Escalon El Salvador Logo Oficial
81 y 83 Avenida Sur y Calle Juan José Cañas, San Salvador, El Salvador

¿Cuándo Iniciar la Consulta con un Cardiólogo?

Iniciar consulta con cardiólogo

Tener un corazón sano depende mucho de los buenos hábitos que tengas con la dieta, de cuánta actividad física realices y como controles tu peso. Aunque aparentemente te sientas sano, existe la interrogante ¿Cuándo es indicado iniciar la consulta con un cardiólogo? Te lo explicamos a continuación.

¿Sabías que los problemas cardiovasculares pueden presentarse en todas las edades? De acuerdo a nuestros especialistas en cardiología, recomiendan llevar un control médico desde la niñez, debido a que los problemas cardiovasculares pueden presentarse en todas las edades y relacionarse a malos hábitos como tener una dieta saturada en grasas, falta de ejercicio y otros problemas.

Desde está perspectiva, si ya eres madre o padre siempre debes estar atento con tus hijos.

El primer paso es que inicies el control de los pequeños con un especialista en pediatría, quien se encargará de evaluar su peso, talla o descubrir si presentan enfermedades cardiovasculares congénitas. El objetivo es detectar lo más tempranamente posible estos problemas y corregirlos con una operación, así el niño podrá tener un buen desarrollo y vida normal.

En el otro segmento de edad, están los adolescentes. Si te encuentras en este grupo, aparentemente puedes pensar que estás en perfectas condiciones. Si te sometes a deportes bastante exigentes, existe el riesgo de padecer un sustrato de arritmias cardíacas, hipertrofias o problemas valvulares congénitos no diagnosticados.

La recomendación es que lleves el control de tu salud con un cardiólogo, para tratar de descubrir si cuentas con algún problema antes que inicies con un entrenamiento físico intenso. También lo ideal es que asistas a evaluaciones cardiovasculares de manera anual, para saber si no estás entrando en riesgo de tener muerte súbita durante el ejercicio.   

En el otro grupo se encuentran los adultos. La indicación médica para este caso, es que consultes con un cardiólogo una vez al año para indagar sobre los factores de riesgo que puedan ocasionar algún problema en la salud, ya sea si fumas, eres obeso, diabético o hipertenso; así lo ideal es poner especial atención para diagnosticar problemas cardíacos.

No solo es importante que sepas a qué edad es ideal iniciar la consulta con un cardiólogo, sino también evitar los factores de riesgo y de esta manera reducir las posibilidades de desarrollar problemas cardíacos.

Factores de riesgo cardiovascular

La diabetes mellitus

La diabetes mellitus es uno de ellos. Para mantenerte en los nieles controlados del azúcar, es necesario que sigas una dieta sana, hagas ejercicio y tengas un tratamiento médico para la diabetes.

La diabetes mellitus está presente en casi un tercio de los pacientes que presentan un síndrome coronario agudo y es considerada como un factor de riesgo cardiovascular independiente, que suele asociarse con hipertensión, obesidad y dislipidemia.

La obesidad

Es otro factor de riesgo relacionado al corazón, que puedes controlarla con la dieta y ejercicio.

Hipertensión arterial.

Para este problema de salud es necesario que lleves una buena dieta, ejercicio y tratamiento médico farmacológico.

El tabaco

es un vicio muy fuerte. Este al ser uno de los factores de riesgo cardiovasculares más altos para el corazón, además puede ocasionar cáncer en la lengua, estómago, pulmón, entre otros. Lo mejor es que puedas evitarlo si fumas.

El género

También existen otros factores de riesgo asociados al género. Los hombres son más propensos a desarrollar enfermedades cardiovasculares arriba de los 40 años, en el caso de las mujeres son más susceptibles al llegar a la menopausia.

La recomendación básica tanto para hombres como mujeres, es que lleves un control médico para tratar de descubrir problemas del corazón. Nadie está exento de padecer un problema cardiovascular, la forma básica para que cuides tu salud es descubrir este tipo de problemas a tiempo y que sea como una regla para reducir la mortalidad, morbilidad e incapacidad física y mental intelectual de cada uno.