Centro Medico Escalon El Salvador Logo Oficial
81 y 83 Avenida Sur y Calle Juan José Cañas, San Salvador, El Salvador

Esfuerzo Físico y Sobrepeso: los desencadenantes de hernias en la columna

Hernias en la columna

En la columna vertebral hay dos tipos de padecimientos que más frecuentemente se presentan en la edad joven: las hernias de disco de la columna lumbar y cervical. La sintomatología está asociada a sensaciones alteradas como hormigueo o calambres en brazos o piernas.

Las hernias de disco de la columna vertebral, son estructuras que se han salido o movido de su puesto anatómico. Los puntos más frecuentes son a nivel de la columna cervical (cuello) y a nivel de la columna lumbar (espalda baja).

La parte baja de la columna o región lumbar, es el área más frecuentemente afectada, porque allí recae el mayor peso del cuerpo. Los discos del cuello, que corresponde a la columna cervical, es la segunda parte más afectada, porque siendo una estructura altamente móvil, esto predispone a padecer este problema.

Este padecimiento, es más frecuente en el adulto joven, la población económicamente activa; y se relaciona al tipo de actividad que conlleva levantar carga, realizar esfuerzo físico, el sobrepeso y adoptar malas posturas durante la jornada laboral por mucho tiempo, lo que ocasiona dolor de espalda y posteriormente las hernias de disco.

Síntomas de consulta

Usualmente, los pacientes consultan por dolor y sensaciones alteradas, como hormigueo en los brazos y en la pierna o calambres, incluso debilidad.  Quienes padecen de una hernia, inmediatamente piensan que deben realizárseles una cirugía, pero esta es la última opción para solventar el problema. Antes de llegar a eso, hay que tomar en cuenta un proceso previo para dar tratamiento al paciente.

Pero, cuando un disco importante está herniado o inclusive excluido, significa que se rompió y salió todo de su puesto y está comprimiendo una raíz nerviosa. A esto se le llama un problema radicular, y una radiculopatía se refiere a la pérdida o disminución de la función sensitiva o motora de una raíz nerviosa, misma que se encuentra dispersa en el área que se ubica una raíz o nervio dorsal de la médula espinal. Este caso es el que se valora para realizar una cirugía.

Métodos para diagnóstico

En neurocirugía se necesitan estudios de imágenes como rayos X, para visualizar la estabilidad de la columna, si hay alguna deformidad o fracturas. Si en base a la consulta se observa en la radiografía, lo descrito por el paciente, se opta por realizar una resonancia magnética, que es el Gold estándar para diagnosticar las hernias de disco actualmente.

Este estudio da evidencia completa de lo que está sucediendo en esa espalda, como están las estructuras óseas, ligamentosas, los discos, los nervios y los músculos. En base a ese hallazgo, ya se puede valorar cual será el tipo de tratamiento al que el paciente se tiene que someter.

Tratamiento de hernias discales

Dependiendo de qué tan protruida (desplazada hacia delante) herniada o excluida este la estructura, ya sea en el cuello o parte baja de la columna, en ese caso se aplica tratamiento médico con analgésicos, se recomienda fisioterapia, relajación muscular y muchas personas mejoran de está forma.

Es importante dar a conocer que este problema tiene una solución, ya sea médica o quirúrgica. Siempre conlleva un proceso de tratamiento médico o fisiátrico inicialmente antes de llegar a la cirugía, y muchos mejoran con el tratamiento inicial y los que no mejoran, terminan siendo operados.

En los casos que se necesitan operar de columna lumbar, el procedimiento consiste en quitar el disco malo para reestablecer la función del nervio y eliminar el dolor en un buen porcentaje. Como es una estructura mucho más fuerte y con ligamentos más fuertes, muchas veces solo es necesario quitar el disco sin necesidad de colocar prótesis. Esta cirugía tiene muy buenos resultados, porque después del procedimiento el paciente ya percibe que el dolor ha mejorado en un buen porcentaje y también la capacidad de recuperación es rápida.

A nivel de la columna cervical (área del cuello cuello), de igual manera se quita el disco, pero como hay una parte de la columna que es mucho más delgadita y menos fuerte a ese nivel, se prefiere ocupar algún tipo de prótesis para darle estabilidad.

Con los abordajes actuales en la cirugía y con una mínima invasión en el área operada, la evolución es más rápida, con menos dolor.  Luego de la recuperación de la cirugía, no todos los casos post operados necesitan fisioterapia. La misma terapia es que el paciente camine y vaya recuperando la fuerza. Y a medida vaya mejorando el dolor, se puede ir movilizando aún más. 

7 Recomendaciones del especialista para tener una buena higiene de columna

  1. Mantener un peso saludable.
  2. Realizar actividad física. La natación es el mejor ejercicio para la columna.
  3. Evitar levantar cosas pesadas.
  4. Si se necesita levantar objetos pesados, es importante flexionar las piernas para agacharse y recogerlas.
  5. Evitar malas posturas o posiciones incomodas durante mucho tiempo.
  6. Utilizar colchones ergonómicos.
  7. Evitar zapatos de tacón altos, ya que predispone a desarrollar hernias discales.