El caaf de tiroides es un estudio empleado para diagnosticar si una patología en la glándula tiroides podría ser benigna o maligna, permitiendo guiar un mejor tratamiento al paciente.

¿Qué es el Caaf de Tiroides?

Es una herramienta diagnostica mínimamente invasiva que consiste en realizar una punción (aspiración a través de una aguja FINA (de 22 o 23 Gauch) conectada a una jeringa. El objetivo que persigue este método, es la extracción de células del tejido de un área de interés, ya sea este una lesión focal como nódulos o masas; lesiones difusas o mal definidas. Las células extraídas son examinadas por un patólogo, quien determina las características citológicas, clasificándolas en lesiones benignas, sospechosas o malignas, para poder tomar una conducta terapéutica adecuada.

La punción o aspiración de una lesión, se realiza bajo la guía de la ultrasonografía, lo cual permite la visión en todo momento de la punta de la aguja y su movimiento certero hasta la lesión, asegurándose así que la muestra extraída es del sitio adecuado; por tanto, el diagnóstico citológico realizado es en base a una muestra confiable.

¿Para qué tipo de enfermedades se emplea este método?

Masas ocultas, palpables, solidas o quísticas; patologías tiroideas y mamarias; enfermedades en edad pediátrica y lesiones en tejidos blandos.

¿Qué tipo de preparación requiere el paciente?

Ninguna en particular previa al estudio.

¿Cómo se realiza el Caaf?

El procedimiento es sencillo y rápido, se realiza con el paciente acostado y su cuello en extensión. Se le aplica anestésico local (spray), lo que es suficiente para reducir al mínimo una posible molestia. Luego se realiza una limpieza con solución aséptica en la región de interés, y se procede a la ubicación de la lesión por ultrasonido y respectivamente a la punción.

Dentro de las recomendaciones generales específicamente para el caso de una lesión en glándula tiroides, se solicita una respiración suave, constante y estable. También se debe evitar hablar y la deglución del paciente.

¿Qué sentirá el paciente durante el estudio?

Se sienten mínimas molestias, cuando se hace la punción de la aguja e incluso no sentir nada.

 ¿Cuáles son las complicaciones?

No existen complicaciones frecuentes, y si las hay, son de fácil solución. En personas que presenten problemas de coagulación o que estén en tratamiento con aspirina o anticoagulantes, se les puede formar pequeños hematomas, los cuales se resuelven espontáneamente. También puede haber un poco de dolor o enrojecimiento del sitio de punción.

¿Cuáles son los beneficios que brinda este estudio?

Es un estudio seguro, rápido, accesible, tiene alta sensibilidad y especificidad para el diagnostico de malignidad, causa mínimas molestias, no requiere sedación, evita cirugías innecesarias, puede repetirse tantas veces como sea necesario.

Buscar artículos