El cáncer del cuello uterino o cérvix es uno de los cánceres que si pueden prevenirse hasta en un 93% de los casos. Para conocer más sobre está enfermedad a continuación se explica en detalle información que podría ser de mucha utilidad.

El cáncer de cérvix empieza en las células de la superficie del cérvix o cuello uterino. Con el tiempo, el cáncer cervical puede invadir más profundamente dentro del cérvix y los tejidos cercanos. Además, las células cancerosas cervicales pueden diseminarse al desprenderse del tumor cervical. Pueden viajar por medio de los vasos sanguíneos a los pulmones, al hígado o a los huesos. Después de diseminarse, las células cancerosas pueden adherirse a otros tejidos y crecer para formar nuevos tumores que pueden dañar esos tejidos.

Pero está enfermedad podría evitarse, porque ahora hasta el 93% de los cánceres de cuello uterino se pueden prevenir. La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) ayuda a prevenir la infección con los tipos del VPH que causan la mayoría de los cánceres de cuello uterino.

La prueba de Papanicolau detecta células anormales que pueden convertirse en cáncer y la prueba del VPH detecta los virus que causan esos cambios en las células, de acuerdo al Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en ingles).

La principal forma de detección del cáncer de cuello uterino, es por medio del examen del Papanicolau o citología, que lo realiza un ginecólogo. El objetivo de esta prueba es detectar lo antes posible, cambios anormales de las células o la posible existencia de un cáncer en el cuello del útero provocado por este virus y así dar un tratamiento de forma temprana.

 La prueba del VPH, es una de las pruebas disponibles en laboratorio clínico de Centro Médico Escalón. Este estudio es capaz de detectar el ADN del Virus del Papiloma Humano (VPH) de alto riesgo, que analiza muestras de células extraídas del cuello uterino. Esta prueba es un estudio complementario y no excluyente de la citología.

El equipo es capaz de evaluar 14 genotipos en un solo análisis. Identifica específicamente: Virus del Papiloma Humano 16 y 18/45 e informa la presencia y ausencias de los otros genotipos (31, 33, 35, 39, 51, 52, 56, 58, 59, 66 y 68)

Factores de riesgo del cáncer de cérvix  

Mujeres mayores de 40 años

 Mujeres que tienen dos o más hijos tienen mayor riesgo

 Ser sexualmente activa

 Contacto con alguna variedad causante de cáncer del Virus del Papiloma Humano (VPH, enfermedad de transmisión sexual), el cual se ve condicionado por múltiples parejas sexuales y el contacto sexual).

Otros factores tales como el tabaquismo, pueden aumentar más el riesgo de padecer cáncer de cérvix para las mujeres infectadas por VPH.

La mayoría de los cánceres de cérvix son de crecimiento lento. El tratamiento depende de varios factores: la etapa de la enfermedad, el grado patológico, la edad del paciente, su esperanza de vida, las recomendaciones de su médico y sus propias decisiones y expectativas.

La mejor opinión será aquella que tenga en cuenta la opinión de un equipo multidisciplinario formado por médicos oncólogos, médicos radioterapeutas y ginecólogos.

 Para tratar el cáncer cervical se sigue un protocolo que puede incluir

 Cirugía

 Radioterapia

 Quimioterapia

Buscar artículos